Entorno

Caravaca de la Cruz

Al noroeste de la provincia de Murcia se emplaza la localidad de Caravaca de la Cruz. Entre su caserío, que se extiende en torno a un castillo, se encuentran bellas muestras del Renacimiento murciano.

La zona en la que se asienta Caravaca ya estuvo habitada por las culturas argárica, íbera y romana, pero los orígenes de su estructura urbana hay que buscarlos durante la dominación árabe. Tras la Reconquista, estos territorios pasaron a ser gobernados por la Orden del Temple y más tarde por la de Santiago. En esta época, durante los siglos XVI y XVII, Caravaca vivió su máximo esplendor ya que se convierte en el centro político de un vasto territorio. Así, esta población nos muestra un numeroso catálogo monumental fruto de su importancia histórica.

(ver la fuente)

Santuario de Caravaca de la Cruz (Fuente: www.españaescultura.es)

Año Jubilar 2017

El día 9 de enero de 1998, por parte de la Santa Sede, se concedió en torno a la devoción a la Vera Cruz, la celebración de un Año Jubilar a perpetuidad modo similar a las concesiones tradicionales de Santiago de Compostela, y Santo Toribio de Liébana. El primero, después de esta concesión, se celebró en 2003, teniendo una periodicidad de siete años de uno a otro.

La singularidad e importancia de dicha concesión radica en que de este modo se revaloriza y pone de relieve la importancia de la Cruz y su devoción. Este hecho singular ha marcado sin duda un nuevo hito en el devenir de la devoción cristiana de la Cruz, de la proyección futura de su Basílica y de la ciudad de Caravaca de la Cruz.

(ver la fuente)

Año Jubilar 2017 (Fuente: www.turismocaravaca.com)

La Cruz de Caravaca

El leño de la Cruz que se conserva en Caravaca es un símbolo cristiano que representa el contenido del mensaje y acción de Cristo.

Se trata de una cruz oriental, procedente de Jerusalén, de una reliquia medieval y patriarcal, custodiada en esta ciudad, primeramente por la Orden del Temple y posteriormente por la de Santiago, y de una narración milagrosa de su presencia en el enclave caravaqueño. Es por esto que se recitaba popularmente por los limosneros desde el siglo XIII el milagro de la Aparición de la Cruz durante la Misa del sacerdote Chirinos, y así se escribe en la primera narración escrita y en las posteriores obras sobre la ciudad: como el misterioso Aparecimiento, destacándose su fuerza protectora y abarcadora. Su fama de portentosa y milagrosa, y de ser un símbolo especial atrae a numerosos visitantes.

(ver la fuente)

Procesión de la Cruz de Caravaca (Fuente: www.turismocaravaca.com)

Naturaleza

En el paisaje caravaqueño distinguimos la huerta, los altiplanos y la orla montañosa septentrional. Al norte y noroeste se sitúan los núcleos montañosos más elevados: Sierra de Mojantes (1605m), Sierra de Gavilán(1447m), Cuerda de la Serrata (1207m) y el sector occidental de la Sierra de la Puerta. Al oeste y sur se disponen una serie de colinas y altiplanos de menos altitud (900 a 1200m) que presentan una topografía muy complicada: Sierra de la Zarza, Sierra Áspera, Sierra de la Pinosa, Loma de las Yeguas, Cerro del Barranco Blanco y Sierra de las Cabras.

Los sectores central y oriental del territorio municipal están ocupados por una serie de cuencas elevadas, drenadas por los ríos argos y Quípar. Estas cuencas rellenas de materiales terciarios y cuaternarios, fundamentalmente blancos, configuran la huerta caravaqueña. Complementan la hidrografía del municipio numerosos manantiales de agua, tales como Las Fuentes del Marqués, La Muralla de Archivel, Ojos de Archivel, Las Tosquillas de Barranda y Mayrena.

(ver la fuente)

Fuentes del Marques (Fuente: www.turismocaravaca.com)

Fiestas

En plena primavera Caravaca se engalana para recibir sus días grandes. Declaradas fiestas de interés turístico internacional, las fiestas de Mayo son mundialmente conocidas por tratarse de un festejo “insólito y pasional”, único en el mundo. Son días de emociones en los que, los caravaqueños y los visitantes, comparten pasiones y alegría exaltando a la Santísima y Vera Cruz. Se celebran del 1 al 5 de mayo oficialmente (aunque la prefiesta comienza allá por el mes de marzo). La Santísima Cruz es acompañada durante esos días por Caballos del Vino, Moros y Cristianos que festejan y celebran las tradiciones de la ciudad.

En los últimos días de verano, del 10 al 14 de septiembre, se organizan los actos de la Exaltación de la Cruz. Son actos de carácter religioso donde el principal es el Quinario de la Exaltación. Cientos de fieles acuden al Santuario para venerar a la Sagrada Reliquia, siendo, en el ámbito de la Fe, días tan importantes como los de mayo.

(ver la fuente)

Fiestas de Mayo (Fuente: www.turismocaravaca.com)